La economía solidaria es una práctica y una visión que restaura y reivindica la economía como medio –y no como fin-, poniendo al centro la calidad de vida de las comunidades. Las necesidades de las personas y sus capacidades de trabajo son entendidas como un valor por encima de la acumulación de capital. La economía solidaria promueve iniciativas que fortalecen la desmercantilización, las relaciones de sujeto a sujeto, la autoridad colectiva y las relaciones solidarias de la pequeña economía familiar o barrial. Frente a un sentido común neoliberal individualista y competitivo, la economía solidaria fomenta otro ethos de relaciones basadas en la reciprocidad y el cuidado mutuo, orientadas a lograr un balance multidimensional entre las personas y su entorno, así como a multiplicar experiencias públicas .

Este blog, busca contribuir en la propagación de un vocabulario que alumbre prácticas con efectos concretos en nuestras vidas cotidianas,  en nuestras relaciones con los otros y en nuestros hábitos de consumo.