Durante los meses pasados, se impartieron en Casa Gallina tres Talleres de Hidroponia, a los que acudieron vecinos de la colonia interesados en acercarse a este método de cultivo. Al concluirse este ciclo, los tres grupos entraron en contacto para idear de manera colectiva una retribución al barrio.

El grupo, compuesto por aproximadamente cuarenta asistentes a los Talleres, se coordinó en la repartición de tareas, de manera que un equipo hizo la investigación, diseño y producción de folletos informativos, mientras que el resto germinó aproximadamente 10 plántulas de lechuga por persona, mismas que posteriormente trasplantaron a pequeñas macetas para llevar a la Alameda.

La campaña recibió el nombre de “Adopta una lechuga”, en el ánimo de no entregar los cultivos como un simple obsequio, sino como un ejercicio de responsabilidad para continuar su cuidado y poder a la larga cosechar sus beneficios.

La cita fue en la Alameda de la Santa María la Ribera, el domingo 4 de septiembre a las 11 de la mañana. La idea era aprovechar la alta afluencia de vecinos y paseantes durante el fin de semana, así como la dinámica de tránsito más relajada propia de estos días de descanso. Una vez instaladas las dos mesas y dispuestos los materiales, algunos de los participantes se dedicaron a hacer la invitación a quienes pasaban cerca o demostraban algún tipo de curiosidad. Detrás de las mesas, otros tantos hacían la explicación de las especies de lechugas y daban los consejos para su cuidado. Cada maceta se entregaba junto con el folleto informativo y algunos otros materiales relativos al tema. Un tercer grupo de participantes se sirvió de una carretilla para transportar macetas y folletos y pode entregarlos a quienes paseaban por los pasillos exteriores de la Alameda. La totalidad de las macetas fue de aproximadamente 400, mismas que se dieron en un lapso de dos horas y media de actividades.