El 13 de abril dio inicio el segundo ciclo de proyecciones comentadas programadas por vecinos del barrio. En esta ocasión, se invitó a Isabel Muñoz y Gibran Ramírez Portela (ambos realizadores de cine), quienes seleccionaron cuatro películas de cine contemporáneo mexicano, relacionadas por narrar historias de personajes comunes que se ven obligados a cambiar la forma en que habitan su contexto cotidiano y ante ello revisar su forma de habitar el mundo; bajo esta idea programaron el ciclo: “Héroe común, reflexiones cinematográficas en torno a la vida cotidiana”.

Para cada sesión Isabel y Gibrán invitaron a los directores de cada una de las películas a sostener diálogos con los vecinos, orientados a reflexionar en colectivo acerca de la importancia que tiene para una comunidad, que los individuos que la componen sean conscientes de la trascendencia, impacto y consecuencias a nivel íntimo, pero también comunitario, de sus actos cotidianos.

La primera película proyectada fue Distancias cortas. Alejandro Guzmán e Itzel Lara, director y guionista de la cinta, se encontraron con un grupo de 35 vecinos con quienes dialogaron extensamente. Entre otros temas la conversación giró en torno a valorar las experiencias de vida de los habitantes en un barrio, como un modo de generar empatía y acciones de solidaridad por los problemas de los demás; algunos vecinos contaron historias propias, otros mostraron curiosidad por conocer las motivaciones personales de los realizadores, el proceso de casting y selección de locaciones. Tanto realizadores como público concluyeron que la importancia de comunicar historias cotidianas, radica en que es una manera de reconocer, integrar y respetar la forma de vida del otro.

Para la segunda sesión del segundo ciclo de proyecciones comentadas Héroe común: reflexiones cinematográficas en torno a la vida cotidiana, el director y guionista de la película Viento aparte, Alejandro Gerber, conversó con los asistentes sobre las múltiples inquietudes que su película detonó en ellos. Entre los temas discutidos se habló de la riqueza y problemáticas de la diversidad cultural y social de México; de la discriminación y violencia de bajo impacto y naturalizada cada vez más en la vida cotidiana; también se abordó el tema del fin de la infancia y la transición a la adultez en el contexto social descrito en la película. Además, los asistentes externaron su inquietud por tener más espacios donde poder ver cine mexicano contemporáneo y discutieron acerca de las limitaciones que las cadenas de cine comercial imponen a las producciones nacionales de distribución independiente.