Tras realizar el año pasado un taller de video y animación con un grupo de niñas y niños de la Santa María, la cineasta tijuanense Itzel Martínez  inicia un nuevo proceso con parte de los asistentes de este taller. Su interés por canalizar la energía en esta etapa cercana a la adolescencia, busca la creación paulatina de una historia colectiva a partir de la empatía creativa de sus imaginarios infantiles. En una primera etapa se esbozarán personajes e historias posibles, que permitan instigar la producción de un animado basado en el barrio.

El trabajo anterior de Itzel Martínez ha mostrado un profundo interés en investigar y visibilizar la infancia a nivel experiencial. Sus trabajos enfatizan tanto la densidad emocional que se genera ante un contexto preciso desde lo individual como las dinámicas grupales creadas por los propios niños para relacionarse con el mundo adulto. Con una gran experiencia en la producción de cine, así como en la gestión cultural y docencia, su trabajo se ha desarrollado en el género documental principalmente. Actualmente vive en la ciudad de México.

 

Investigación

Mayo-junio-julio 2017

DSCF0410Tras realizar el año pasado un taller de video y animación con un grupo de niñas y niños de la Santa María, la cineasta tijuanense Itzel Martínez  inicia un nuevo proceso con parte de los asistentes de este taller. Su interés por canalizar la energía en esta etapa cercana a la adolescencia, busca la creación paulatina de una historia colectiva a partir de la empatía creativa de sus imaginarios infantiles. En una primera etapa se esbozarán personajes e historias posibles, que permitan instigar la producción de un animado basado en el barrio.

Producción

Agosto 2017

Después de concluir la estructura general de la historia fabulada con el grupo de niños involucrados, Itzel Martínez trabaja en la versión definitiva del guión. A la par, el ilustrador y diseñador gráfico José Daniel Morales realiza una primera propuesta de esbozos de personajes y escenarios a animar. La historia se centra en el comportamiento mecánico del mundo adulto y en la maquinaria que rige su existencia. Un mundo gris, acelerado y sin sentido versus el imaginario infantil y su posibilidad de crear un orden diferente, más orgánico y empático con el flujo de la vida y su entorno natural. Los personajes, inspirados en el devenir cotidiano de los niños, buscan contrarrestar el poder de la ‘máquina’ sobre su barrio y las personas que les rodean.
Una vez terminado el primer boceto de esta narrativa visual, niñas y niños aportarán sus comentarios al desarrollo que realizó el ilustrador con la finalidad de afinar sus personajes y secuencias en la trama. Posteriormente, se trabajará la historia con una productora de animación.

 
Septiembre-octubre-noviembre 2017
Después de trabajar con los niños durante 2 meses y medio, Martínez afina el cuerpo del guión final y comienza el trabajo dialogado con José Daniel Morales, el diseñador a cargo del arte visual de la historia. Se termina el storyboard para la definición de personajes y escenas con la finalidad de comenzar el trabajo de animación que dará cierre a esta historia infantil. La artista contempla que su grupo colabore con la producción de algún tipo de audio, ya sea producción de voces o ruido ambiental que le de cierta sonoridad a la animación.