Tras realizar el año pasado un taller de video y animación con un grupo de niñas y niños de la Santa María, la cineasta tijuanense Itzel Martínez  inicia un nuevo proceso con parte de los asistentes de este taller. Su interés por canalizar la energía en esta etapa cercana a la adolescencia, busca la creación paulatina de una historia colectiva a partir de la empatía creativa de sus imaginarios infantiles. En una primera etapa se esbozarán personajes e historias posibles, que permitan instigar la producción de un animado basado en el barrio.

El trabajo anterior de Itzel Martínez ha mostrado un profundo interés en investigar y visibilizar la infancia a nivel experiencial. Sus trabajos enfatizan tanto la densidad emocional que se genera ante un contexto preciso desde lo individual como las dinámicas grupales creadas por los propios niños para relacionarse con el mundo adulto. Con una gran experiencia en la producción de cine, así como en la gestión cultural y docencia, su trabajo se ha desarrollado en el género documental principalmente. Actualmente vive en la ciudad de México.