Sinergias agrupa acciones puntuales en la trama barrial dirigidas a crear alianzas y gestos creativos que tengan un impacto en el imaginario de la comunidad; y que también funcionen como detonadores de consensos ciudadanos de beneficio local. Las sinergias articulan iniciativas de ayuda solidaria y redes de colaboración económica y profesional.

Hace algunos meses iniciamos el proyecto de Sinergias: Identidades gráficas para comercios barriales, que consiste en crear —en diálogo con comerciantes barriales— la identidad gráfica de cortinas de fachada de cuatro locales en Sabino, a partir de la colaboración de diseñadores gráficos y rotulistas del barrio o con algún vínculo importante en la colonia.

Esta primera etapa fue coordinada por la gestora cultural Clarisa Moura. Se concluyeron 4 cortinas, una caja de luz y una caja más en producción actualmente. Los locales beneficiados fueron: una cafetería, un negocio de productos cosméticos, una sastrería, un local de reparación de electrodomésticos; y las cajas de luz se produjeron para una óptica y un comercio de uñas de acrílico. Entre los diseñadores involucrados estuvieron José Daniel MoralesHugo MendozaAna Laura Hernández, Mora Diez y el colectivo Zoveck. Los rotulistas a cargo fueron el Sr. Abraham Navarrete y Guillermo Gutiérrez (cajas de luz).

La tercera semana de mayo comenzó la segunda etapa del proyecto. De igual forma, la intención es facilitar un diseño gráfico para la fachada de cortina de seis negocios; cuatro sobre la calle de Manuel Carpio, entre Fresno y Naranjo; y otros dos más sobre la calle de Sabino. Como en la primera fase, cada diseñador o artista gráfico dialogará y trabajará en colectividad junto al locatario asignado y respondiendo a las necesidades del negocio. Las fachadas también serán pintadas por rotulistas de la Santa María. Un negocio de productos de limpieza doméstica, una estética para jóvenes y una peluquería para caballeros, una tamalería, un negocio de reparación de electrodomésticos y uno más de computadoras, así como un negocio de pollos rostizados, son los locales participantes en este gesto de regeneración del paisaje urbano.

El proyecto busca generar acercamientos específicos entre las personas involucradas, a la par de promover algún tipo de conciencia colectiva en relación a la regeneración de un espacio de servicios –que por el uso deviene espacio público- ayudando al mejoramiento del paisaje de todos desde una acción barrial.