Para la cuarta plática del Programa de asesorías para el manejo de negocios de comida preparada, Ilse y Ezra Aguilar, propietarias de Bó Pastisseria coordinaron una charla en la que tomaron como caso práctico su propio cambio de giro profesional y compartieron, los aprendizajes a nivel práctico y no escolarizado, que tuvieron que asimilar para tener una adecuada consolidación de su negocio.

La mayor parte de los asistentes al programa comparten con las hermanas Aguilar el haber modificado el rumbo de su profesión, en algunos casos, abandonando su propio campo de acción profesional y trabajo, y en otros, comenzando un negocio sin una escolarización o experiencia en negocios de por medio. Las hermanas Aguilar mencionaron que, en su experiencia, lo fundamental para garantizar la estabilidad de un negocio ante las adversidades de cualquier contexto es el pensamiento estratégico basado en la creación de hábitos de trabajo por objetivos realistas y medibles. Mencionaron que antes de las habilidades de administración o comprensión de las propias finanzas, se encuentra el hábito de crear objetivos medibles, realistas y con fechas límites de realización. Ilse y Ezra, coordinaron un ejercicio de carácter práctico para ayudar a que los asistentes afianzaran dichas ideas.