A partir de convocar a locatarios y trabajadores de cocinas económicas, así como a vendedores ambulantes de alimentos, buscamos tejer una red de personas interesadas en expandir sus saberes en la preparación de alimentos. Ello, con miras a fomentar una cultura de bienestar del cuerpo, a favor del consumo responsable y de una cocina económica y nutritiva, con un alto nivel de calidad; en un ambiente afable de convivencia vecinal.

Para la primera activación de la Cocina abierta, la chef invitada Elena Reygadas imparte y comparte una sesión de demostración y aprendizaje para la preparación de salsas artesanales, en la que participan locatarios de fondas y vendedores ambulantes que trabajan en el cuadrante cercano al Mercado La Dalia y a Casa Gallina.