El Taller de cocina y nutrición para padres e hijos funcionó como un espacio de aprendizaje para los vecinos del barrio interesados en vincular a sus hijos en los procesos necesarios para participar en el cuidado de su alimentación. El taller fue impartido por la nutrióloga Tania Hidalgo y un grupo de 7 estudiantes de la Escuela Superior de Gastronomía. Las recetas y los temas de las sesiones fueron diseñados en conjunto con el equipo de Saberes de Casa Gallina pensando en la accesibilidad y valor nutricional de los ingredientes, la practicidad de los utensilios disponibles en cualquier cocina doméstica y la atención a las circunstancias cotidianas que atraviesan los padres para consolidar la buena alimentación de sus hijos.

Entre los temas destacados se encuentran recetas prácticas y nutritivas para lunchs escolares, opciones nutritivas de comida rápida; así como postres, dulces y refrescos con bajas o nulas cantidades de azúcar procesada. Durante el taller también se revisó el sistema del plato del buen comer y se habló de la importancia de calendarizar los menús para llevar un adecuado control de la nutrición de los niños. En el taller participan padres y niños desde 4 hasta 12 años.