En este taller -que se divide en dos ciclos de cuatro sesiones cada uno- vecinos interesados en adquirir saberes prácticos relacionados con hábitos alimenticios saludables, preparan platillos con ingredientes vegetales, que en consumo constante contribuyen a fortalecer el sistema inmunológico y crean hábitos alimenticios que ayudan a prevenir enfermedades.

El taller se divide en cuatro núcleos temáticos principales: comida corrida, elaboración de bebidas a base de plantas, comida “rápida” nutritiva y cocina con hierbas medicinales. Los tópicos fueron pensados para abarcar necesidades nutricionales, de gusto y de adecuación a los diversos ritmos de vida que pueden llevar los habitantes de Santa María la Ribera. Otro de los objetivos de este ciclo fue que los vecinos probaran alimentos de buen sabor, con ingredientes económicos y de fácil adquisición en su mercado local. El taller busca cuestionar, desde la práctica, las afirmaciones comunes de que la comida nutritiva es difícil, cara y aburrida.

En la última sesión de cada ciclo de taller, la nutrióloga Fiorella Espinosa conversa con los participantes sobre la relación que guarda la ingesta cotidiana de productos alimenticios procesados con el riesgo de padecer enfermedades como la obesidad, la arteriosclerosis, la hipertensión, la diabetes y el cáncer, y brinda alternativas para lograr un equilibrio nutricional basado en el consumo consciente de ingredientes económicos que por su composición química resultan beneficiosos para la salud. Como cierre de actividades, el chef Armando coordina una sesión de cocina creativa, enfocada en el aprovechamiento de alimentos vegetales comúnmente pensados para servir como complementos, pero que integrados pueden constituir comidas completas, económicas y nutritivas.