El taller de cocina saludable fue pensado para atender las inquietudes comunes sobre temas de nutrición y consumo saludable de las familias del barrio. Durante cuatro sesiones, se revisaron recetas que según sus ingredientes, responden a distintos modos de alimentación según el gasto energético de cada persona. Los vecinos compartieron sus hábitos y ocupaciones y en consideración a ellos, se platicó de las necesidades nutricionales y se discutió el cómo cubrirlas de manera práctica y económica. Esta actividad  fue diseñada y coordinada por el Chef Álvaro Andrade, quién dividió las sesiones para en cada una abordar un tópico diferente, comenzando con una sesión introductoria para problematizar los idearios comunes asociados a una alimentación sana. En las tres sesiones consecuentes se abordaron los siguientes tópicos: Proteínas animales, proteínas vegetales y platillos basados en gramíneas; teniendo como eje transversal considerar la importancia del consumo de nuestros alimentos de acuerdo  al gasto calórico, los momentos del día y las necesidades nutricionales de diversas edades y condiciones médicas.

Para complementar el taller la nutrióloga Fiorella Espinosa, conversó con los asistentes acerca de los riesgos a la salud implicados en el consumo constante de productos alimenticios procesados, además de plantear consejos para reconocer las características de los productos industrializados que mediante estrategias publicitarias y vacíos legales se legitiman como comida saludable.