En la segunda activación de la Cocina abierta, se convocó a ocho locatarios y trabajadoras de cocinas económicas de las cuales cinco habían participado en la sesión previa sobre  salsas artesanales.

La actividad consistió en un taller sobre ensaladas y una breve introducción a cargo de Mauricio Badillo, a manera de invitación al huerto en Casa Gallina. Mediante una dinámica participativa, el chef invitado Álvaro Ramos compartió la preparación de tres recetas de ensaladas: Alfonsina, Desintoxicante y Nagoya. La sesión abarcó desde técnicas de desinfección de vegetales y descripciones sobre los beneficios medicinales nutricionales de dichos platillos, hasta el aprovechamiento de residuos orgánicos, tanto en la cocina como en el huerto. En el taller se abordó también un análisis económico de la utilización de distintos ingredientes en la preparación de comidas sanas.

Para complementar la sesión, se diseñó un cuadernillo de notas para los participantes con información general sobre los temas de la actividad.