Attie

Nació en 1970 en el seno de una familia argelina en París. Estudió filosofía y bellas artes en París y pasó un año en la Escuela de Artes Aplicadas de Barcelona en 1993.

Su infancia entre Francia y Argelia, ir y venir entre el Occidente cristiano, el Magreb Islámico y el mundo sefardí judío argelino, ha tenido un profundo impacto en su trabajo y el tiempo dedicado a vivir en el Congo-Kinshasa, así como en Venezuela ha desarrollado aún más su visión. Su trabajo aborda la cada vez más difícil relación entre Europa y los inmigrantes, en particular los de la fe islámica.