inSite’05 se estructuró a partir de la voluntad de darle más énfasis curatorial al proyecto y una mayor consistencia al anclaje colaborativo contextuado de las residencias artísticas. Con ese fin, por primera vez, el equipo curatorial y el Director artístico tendrían una residencia permanente en el área. En esta edición, cuyo proceso iniciaría en 2002, los artistas compartirían presupuestos curatoriales más estrictos, definidos por la co-participación, por poéticas no-objetuales, y por un nivel de producción artística y de compromiso político enfocado en la idea de lo público como una cualidad situacional. Bajo la dirección artística y curatorial de Osvaldo Sánchez, y junto a las curadoras Tania Ragasol y Donna Conwell, inSite’05 invocaba las prácticas de inserción pública desde una vindicación creativa de situaciones, no sólo de intervención espacial. Las intervenciones tuvieron un requerimiento de no objetualidad y estuvieron dirigidas a la construcción paciente, colectiva y asociada de una experiencia. Además esta vez inSite se ampliaba con un proyecto de archivo, una exposición transfronteriza, varios proyectos en red, y un proyecto sonoro-digital-performático; además de sucesivos encuentros teóricos. Esta edición se enfocó en concebir lo público como la generación progresiva de un estímulo de asociación proto-política, creativa y vital. Las piezas, en su devenir procesual activarían alianzas, roces, colisiones e intercambios, en vivo, en tanto plataforma dirigida a producir una situación. Para Osvaldo Sánchez el programa se definiría en “el interés por retar las dinámicas de asociación pública, sus prácticas de intercambio y, en consecuencia, inducir nuevos imaginarios políticos en el marco de la cotidianidad. Los proyectos deberían articularse desde una base procesual, de colaboración a mediano plazo, sin aspirar a consagrarse desde el objeto estético o desde ningún otro modelo de representación perdurable.” Las intervenciones de esta edición se desarrollaron a lo largo de casi dos años, desde su investigación hasta su producción final. La fase pública de los proyectos fue entre el 26 de agosto y el 13 de noviembre de 2005. inSite’05 se articuló a través de cuatro componentes programáticos. Intervenciones —el perfil de tradición del proyecto— consistió en la realización de 22 proyectos de artistas, concebidos como procesos de colaboración activa capaces de retar el imaginario público. Escenarios [este componente incluía tres programas: Ellipsis, un evento sonoro digital performático en el Centro Caliente de Tijuana, curado por Hans Fjellestad; Transborder Archive, un proyecto de circulación y reaticulación de archivos informáticos, y alianzas entre centros bibliotecológicos de ambos lados de la frontera, curado por Ute Meta Bauer; Tijuana Calling, cinco piezas en línea comisionadas para red, curada por Mark Tribe]. Exposición de museo [Sitios distantes, exposición compartida entre el Centro Cultural Tijuana y el San Diego Museum of Art] curada por Adriano Pedrosa. Conversaciones [un núcleo de encuentros teóricos ya tradicional en inSite] curado por Sally Yard. inSite’05 estuvo marcado por la relevancia de sus producciones y por el impacto de sus presupuestos curatoriales en el marco contemporáneo más radical de las prácticas de arte público.

_Artistas

Allora & Calzadilla, Barbosa & Ricalde, Mark Bradford, Bulbo, Teddy Cruz, Christopher Ferreira, Thomas Glassford, Maurycy Gomulicki, Gonzalo Lebrija, Joao Louro, Rubens Mano, Josep-maria Martín, Itzel Martinez, Aernout Mik, Antoni Muntadas, Jose Parral, Paul Ramírez Jonas, R_Tj-SD Workshop, SIMPARCH, Javier Téllez, Althea Thauberger, Judi Wertheim, Mans Wrange

_Aliados y patronos

Javier Téllez
One Flew Over the Void (Bala perdida)

Como es usual en su trabajo artístico, One Flew Over the Void (Bala perdida), Javier Téllez colaboró con pacientes psiquiátricos —esta vez del Centro de Salud Mental del Estado de Baja California, en Mexicali— con el fin de crear conjuntamente un evento y registrar en video tanto su proceso como su performance final. Téllez trabajó sobre la idea de fronteras espaciales y mentales en el contexto de Tijuana San Diego, inspirado en la tradicional figura circense del Hombre bala. El evento consistió en una especie de verbena popular, que tenía como clímax lanzar a un hombre bala sobre la frontera entre México y Estados Unidos. A partir de sucesivos talleres de creación, y un intenso intercambio con el hombre bala más famoso del mundo, David Smith, los pacientes concibieron con Téllez todo el espectáculo del lanzamiento: la escenografía, el programa de música, el vestuario y los anuncios impresos, de perifoneo, de radio y de televisión. El llamativo trayecto del hombre bala de un país a otro permitió evidenciar de modo lúdico las tensiones inherentes a la zona.

[gallery link="file" columns="4" ids="345,346,347,351,348,349,344,350"]

Mans Wrange
El proyecto del buen rumor

El proyecto del buen rumor se apropia del modelo de un experimento sociopolítico y militar. Buscando invertir los efectos negativos del rumor, Wrange estableció un proceso de análisis de percepción y mercadeo, en la zona Tijuana San Diego, a fin de crear con sus colaboradores especializados “buenos rumores”. El primero sobre Tijuana, a difundir en San Diego y el segundo sobre San Diego se expandiría en Tijuana; a partir de una red de agentes-nodos, encargados de difundirlos. Estos buenos rumores se diseminarían por medio de una estrategia multifacética que combinaba técnicas de mercado avanzadas —la palabra/virus propia de un mercadeo de “boca a boca”— con estructuras comunicativas tomadas de la teoría del rumor, así como investigaciones recientes sobre la construcción de la noticias. La difusión de los rumores en la zona fronteriza fue seguida a través de un sitio web interactivo. En el transcurso de inSite_05 los rumores se expandieron exponencialmente, apareciendo en revistas, en programas de radio y en blogs.

[gallery link="file" columns="4" ids="383,382,381,380,379,378,377,473"]

Aernout Mik
Ósmosis y exceso

A la videoinstalación de Mik le precede un complejo proceso de filmación en locaciones del área. La pieza entrelaza imágenes de corralones —depósitos de coches— que se encuentran en la periferia urbana de Tijuana, con escenas construidas de una farmacia local inundada en lodo. Al hacer referencia al flujo de automóviles de Estados Unidos a México, que con el tiempo se desechan y abandonan en las faldas yermas de los cerros de Tijuana, así como a la adquisición de bienes farmacéuticos baratos por consumidores norteamericanos; Mik explora las rutas del intercambio económico y la circulación que conecta a ambos países. Ósmosis y exceso se rodó en locaciones de Tijuana y en los Estudios Fox de Baja California, en formato de video de alta definición. Como videoinstalación, se desplegó al interior del estacionamiento Parkade, en el centro de San Diego; en un área de intersección y de flujo de públicos muy diversos.

[gallery columns="4" link="file" ids="360,355,359,361,354,358,353,356"]

Judi Werthein
Brinco

Al crear y lanzar una nueva marca de zapatos tenis, registrada como Brinco, Judi Werthein diseñó un objeto que representa una crítica compleja y sofisticada a las contradicciones que se encuentran en el corazón del Tratado de Libre Comercio, así como a las políticas internacionales y la globalización corporativa. El tenis de Werthein incorpora motivos que por un lado se refieren a los esfuerzos de los indocumentados para cruzar ilegalmente la frontera México-Estados Unidos, y por el otro busca facilitar potencialmente este acto. La pieza emplaza a su vez las tensiones generadas a partir del declive de las maquiladoras en Tijuana, y la merma del empleo, resultado de la mudanza de este outsourcing a China. De ahí que Brinco fuera producido en China. Entre agosto y noviembre de 2005 distribuyó estos “tenis para cruzar la frontera” a los migrantes indocumentados que se encontraban en la Casa del Migrante de Tijuana , así como a lo largo de la frontera en el área. En contraste con esta utilidad potencial, los tenis también se vendieron, en edición limitada, como objetos de arte en Blends, una tienda de lujo localizada en el centro de San Diego. La pieza extrovertía las contradicciones entre consumo, producción, migración y mercado laboral.

[gallery columns="4" link="file" ids="362,369,364,363,365,366,367,368"]

 

Mark Bradford
Maleteros

El proyecto de Bradford fue un ejercicio para dar poder y hacer visible una labor comunitaria existente por años en el cruce fronterizo. A través de un proceso extendido de diálogo e intercambio, Bradford trabajó con un grupo de cargadores informales —que habían estado ofertando subrepticiamente sus servicios en varios pintos de acceso a la frontera durante más de dos décadas— para co-crear una “identidad visual de cargador”. Mediante el suministro de equipo adecuado, la delimitación de áreas clave de trabajo, y la seguridad de un espacio de trabajo temporal, Bradford hizo posible que los maleteros tuvieran una plataforma desde donde negociar su representación laboral y su visibilidad pública. El proceso permitió sacar a flote las diferencias entre los maleteros que disfrutaban de una cuota de reconocimiento oficial y los maleteros informales. Los maleteros independientes o individuales lograron discutir vías alternas de manejar el proyecto, defender su trabajo y lograr un nivel de solidaridad y organización que les permitiera operar en la zona con una identidad unificada y reconocida.

[gallery columns="4" link="file" ids="385,386,387,388,389,390,391,392"]

Paul Ramírez Jonas
Mi casa, Su casa

Con el título de Mi Casa, Su Casa, Paul Ramírez Jonas concibió una serie de presentaciones públicas capaces de accionar una experiencia de diálogo en torno a las definiciones de acceso y confianza. Mi Casa, Su Casa se manifestó como un programa de pláticas de cómo vivimos los límites entre espacio público y privado, y qué se consigna como espacio “abierto” o espacio “cerrado”. Estas pláticas ilustradas tuvieron en el ícono de la llave personal su centro de interrelación. Al final de cada plática el artista, provisto de una máquina duplicadora de llaves, inducía a un intercambio múltiple de llaves copiadas entre los asistentes. Al acceder parte del público a intercambiar su llave, permitiendo que fuera copiada ahí mismo, recibía a cambio la copia de la llave de alguien más. Mi Casa, Su Casa ponía en práctica un ejercicio de confianza entre extraños. La llave como representación de la posibilidad de acceso era el vehículo que daba pie aun diálogo sobre la reciprocidad y la fe en el otro. Presentación tras presentación se fue creando una red imaginaría de confianza y de nuevo acceso. El dominio de lo público y el dominio de lo privado se manifestaron expuestos en el gesto individual de este intercambio de llaves y su relato. Por eso quizá Mi Casa, Su Casa como propuesta artística comenzaba ahí donde terminaba cada presentación. Las pláticas fueron impartidas entre agosto y octubre de 2005, en sedes diversas de Tijuana y San Diego.

[gallery columns="4" link="file" ids="1490,1491,1492,1493,1494,1495,1496,1497"]

Maurycy Gomulicki
Aerial Bridge/ Puente aéreo

Puente aéreo de Maurycy Gomulicki, consistió en la preparación y realización de un espectáculo de vuelo conjunto entre miembros de los clubes de aeromodelismo de San Diego y Tijuana. Gomulicki –interesado en cómo la pasión por el hobby es capaz de conectar a personas muy diferentes- trabajó por más de un año con los pilotos de ambos lados de la frontera a fin de construir nuevos modelos de aviones, especialmente para este evento. A partir de este esfuerzo colaborativo, basado en el despliegue de las fantasías personales de los pilotos, Gomilicki se propuso transgredir las barreras establecidas por los modelos culturales de pertenencia y adhesión. Tras un arduo proceso de intercambio, de permisos y acondicionamientos técnicos, el espectáculo tuvo lugar el 24 de septiembre de 2005 a las 3:00 p.m., sobre el lecho de concreto del Río de Tijuana, justo donde cruza la línea amarrilla de la división territorial.

[gallery columns="4" link="file" ids="1489,1488,1487,1486,1485,1484,1483,1482"]

Christopher Ferreria
Some Kindly Monster (Un cierto monstruo amable)

El proyecto de Christopher Ferreria, Un cierto monstruo amable, se inspiró en las expresivas culturales del coche que definen mucho del sur de California, y en particular las comunidades del sureste de San Diego y del National City. Al reunir a dos distintos fabricantes de coche, que de otra manera no habrían colaborado juntos, Ferreria buscó crear un “monstruo híbrido”, esto es, un vehículo que encarnará las estéticas divergentes de los coparticipantes. Además, Ferreria contó con la contribución con tres DJs locales, quienes crearon un CD basado en grabaciones sampleadas con registro de capo tomados de vecindarios específicos de San Diego. Las piezas de audio fueron tocadas en un sistema de sonido instalado en el vehículo, mientras éste recorría una serie de rutas vehiculares a lo largo de la ciudad. Los Djs también realizaron presentaciones improvisadas entre agosto y noviembre del 2005, como parte de la programación de inSite_05.

En una cultura que gira en torno al automóvil, la fabricación de coches puede entenderse como un complejo acto de estatus, filiación de grupo, identidades en cruces cultuales y expresión individual o de grupo. Ya sea con coches importados de Asia, de bajo perfil o rearmados, los diversos clubes de carros del sur de California han marcado claramente tradiciones estéticas narrativas históricas y territorios de pertenencia. Al reunir dos fabricantes de coche de distintas procedencias –de importancias asiática o carros armados para competir- el “camión monstruo” de Ferreria se convirtió en una zona de colisión, esto es, en la representación de cómo la construcción de una identidad – y su expresión a través de formas culturales- siempre será un proceso de continua renegociación.

[gallery columns="4" link="file" ids="1503,1501,1502,1500,1506,1498,1505,1504"]

Barbosa & Ricalde
Hospitality (Hospitalidad)

Felipe Barbosa y Rosana Ricalde se propusieron cubrir a manera de alfombra de bienvenida el Puente México que atraviesa el Río Tijuana a la altura de la línea divisoria internacional cerca del cruce fronterizo de San Ysidro. El proyecto, titulado Hospitalidad, se inspirado en el uso del nombre propio, tal y como aparece en las coloridas pulseras tejidas que se venden en los mercados artesanales de esta frontera. La pieza buscaba una reflexión en torno al término de acogida bajo el cuestionamiento de qué es la hospitalidad en la especificidad del área, ya que en una zona fronteriza todos somos huéspedes o somos anfitriones en algún momento. Hospitalidad transforma a ese lugar de paso – el puente que enlaza el punto de cruce fronterizo con la zona turística y comercial de Tijuana -en un sitio de conexión entre extraños, y a su vez invierte la idea del souvenir, al promover el estampado del nombre-identidad del caminante como huella en la ciudad que lo acoge. Esta alfombra visual, realizada en colaboración con un grupo de rotulistas y de estudiantes de arte de Tijuana, fue creciendo a partir del mes de agosto del 2005 -con nombre propio y colores a petición de los propios transeúntes – hasta cubrir por completo la superficie del puente.

[gallery columns="4" link="file" ids="1515,1518,1516,1517"]

 

SIMPARCH
Dirty Water initiative (Iniciativa del agua sucia)

El proyecto del colectivo estadunidense SIMPARCH partió de una rigurosa investigación de campo en varias comunidades informales de Tijuana, en colaboración con la Fundación Esperanza. Desde un inicio se enfocaron en la problemática del agua en esta zona fronteriza, especialmente en Tijuana, donde existen enormes problemas en el manejo del líquido –desde la captación, hasta su uso y tratamiento. SIMPARCH se propuso una empresa de utilidad directa: potabilizar agua utilizando la luz solar. El proyecto, titulado Iniciativa del agua sucia, constó de dos etapas; la primera de ellas fue construir e instalar un grupo de pequeñas plantas potabilizadoras, a manera de “fuente pública”, en el corredor del cruce peatonal de San Ysidro a Tijuana. La segunda consistía en la donación de estas plantas a comunidades de Tijuana para su uso. El despliegue de estos destiladores solares, sellados con vidrio, más que un efecto estético a escala urbana, pretendía transparentar el problema del agua como uno que requiere de soluciones, y buscaba lograra un impacto directo no sólo en los transeúntes del área sino a nivel comunitario en los asentamientos informales y de bajos recursos. Con posterioridad las plantas fueron trasladadas y adoptadas para su uso cotidiano en casas familiares de varias comunidades de Tijuana. El proyecto lograba trastocar el concepto de tradicional de “fuente pública” como monumento urbano y a la vez proponía una solución modesta a la autosustentabilidad comunitaria.

[gallery columns="4" link="file" ids="1507,1513,1510,1509,1512,1511,1508,1514"]

João Louro
The Jewel / In God We Trust (La joya / En Dios Confiamos)

En The Jewel / In God We Trust [La joya / En Dios Confiamos] João Louro se propuso emplazar las dinámicas de reciclaje que caracterizan a la frontera, usando la metáfora de un coche y manipulando reiteradamente el rol del valor simbólico al seno de la economía contemporánea. El proyecto partió de elegir un carro europeo recuperado de la basura de Tijuana y transformarlo en “joya”, sumándole una nueva piel de hoja de oro. Una vez convertida esta chatarra en “objeto de lujo”, en tanto escultura aúrea, el coche-obra fue exhibido y luego subastado en San Diego. El dinero de la subasta fue entregado a una escuela primaria de Tijuana con el fin de ser usado por los niños como soporte de dibujo, agregándosele al papel moneda nuevas imágenes. Como papel intervenido, este “vehículo” ganó otra vida propia, igualmente compleja en el campo del valor simbólico, con el fin de que volviese, quizá, a reciclarse de regreso, al entrar y ser usado de nuevo como efectivo en el mercado estadounidense.

[gallery columns="4" link="file" ids="1519,1522,1523,1520,1525,1524,1526,1527"]

R_Tj-SD Workshop
Tijuana infoSite

El infoSite de Tijuana fue comisionado, por una segunda vez, a un grupo de jóvenes arquitectos y pasantes de arquitectura de la Universidad Iberoamiericana en Tijuana, coordinados por el arquitecto y urbanista mexicano Gustavo Lipkau. La premura de la comisión implicó un intenso proceso técnico y constructivo. La intervención efímera al espacio del Centro Cultural Tijuana se hizo adicionando un parásito de extrema ligereza y limpieza formal, a modo de segunda piel de madera y vidrio sobre la esfera de concreto que alberga el Cine Omnimax. Esa esfera, conocida como “la bola”, es el hito simbólico-cultual de la ciudad de Tijuana. El nuevo edificio temporal, con su planta calad y sus rampas – en uso desde el 26 de agosto hasta el 13 de noviembre -se desplegó de manera convexa siguiendo el nicho de una de las escaleras exteriores laterales de la esfera monumental.

[gallery columns="4" link="file" ids="1529,1528,1530,1531"]

Itzel Martínez del Cañizo
Ciudad Recuperación

Tras haber investigado y filmando en video durante tres años la historia dramática de jóvenes internas en programas de rehabilitación de drogadicción en Tijuana (Que suene la calle, 2003-2005), Martínez del Cañizo creó u nuevo video para inSite_05: Ciudad Recuperación. En este nuevo proyecto trabajó con los hombres internos de un programa voluntario de desintoxicación para adultos, interviniendo sus procesos de rehabilitación a través del desarrollo de un juego de ficción. Los internos, cámara en mano, forjaron un grupo una narrativa en torno a la ciudad ideal, en donde ellos imaginan un espacio propio, digno e integrado: una Tijuana tal vez posible. La manera en que los drogadictos de Ciudad Recuperación autorrepresentan las condiciones ideales de su reinserción social es intervenida con entrevistas a mujeres de un sector privilegiado de la clase alta y media alta tijuanense, quienes a su vez imaginan la misma ciudad, igualmente ideal, donde se ven personalmente integradas desde su propia perspectiva. Ciudad Recuperación funciona como un ensayo sobre la utopía de la partencia en el marco de la realidad social de Tijuana.

[gallery columns="4" link="file" ids="1874,1869,1870,1873,1871,1875,1876,1872"]

Josep-maria Martín
A Prototype for Good Migration (Un prototipo para buena migración)

Propuso la creación de un espacio que pudiera sustentar potencialmente experiencia de renovación y aprendizaje entre los jóvenes inmigrantes indocumentados, deportados e Tijuana después de haber intentado infructuosamente cruzar la frontera México-Estados Unidos. Martín buscaba en principio codiseñar un espacio anexado a la casa YMCA de Menores Migrantes de Tijuana, trabajando en conjunto con el arquitecto tijuanense Sergio Soto, el personal y los residentes de la casa YMCA, y un número de activistas, académicos y agencias de apoyo a migrantes. Propuso que el espacio debería alojar temporalmente a los adolescentes, además de ser un espacio de retiro y esparcimiento. Martín también sugirió que el espacio diera cabida a programas orientados hacia los jóvenes, referentes a temas como los flujos migratorios, derechos humanos y las deliberaciones personales que dan forma a la importante decisión de migrar. Debido a diferencias entre el equipo curatorial y el artista respecto a la coherencia ética en el posicionamiento y la operación del proyecto, la comisión fue cancelada.

[gallery link="file" columns="4" ids="1880,1878,1877,1881"]

Allora & Calzadilla
Signs Facing the Sky (Signos mirando al cielo)

Allora y Calzadilla llevaron a cabo una serie de entrevistas informales con la gente que vive y trabajo en los edificios que se encuentran debajo del corredor aéreo de San Diego. En estas entrevistas pidieron a sus interlocutores que revelaran sus sueños y deseos ocultos. Luego combinaron material fílmico de una perspectiva aérea del centro de San Diego con tomas virtuales de letreros de neón que daban voz a los secretos de los entrevistados. El resultado es una visión panorámica de la ciudad como si ésta fuese vista desde los aviones entrantes, en la cual los mensajes iluminados en los techos de los edificios discursan sobre los deseos de sus habitantes

Por medio de un collage de citas tomadas de sus entrevistas, Allora y Calzadilla crearon un discurso cinemático sobre la ciudad, en el cual las voces de los residentes de San Diego se intersectan y se superpone a modo de realizar un mapeo de experiencias subjetivas de la ciudad. Al crear una relación  entre el espacio urbano y los deseos de su población, los artistas siguieren la posibilidad de que la urbe se construye a través de las fantasías colectivas de sus habitantes.

Signos mirando al cielo  se proyectó en un patio al aire libre de The Airport Louge en San Diego durante la fase pública de inSite_05

[gallery columns="4" link="file" ids="1888,1885,1884,1882,1887,1886,1883,1889"]
Teddy Cruz
San Diego infoSite

El infoSite de San Diego proyectado por Teddy fue un trabajo comisionado de arquitectura efímera que buscaba emplazar las estrategias de reciclaje existentes en el área fronteriza. La estructura temporal combinó elementos recuperados con elementos relativos a procesos de reciclaje  y dinámicas de tránsito y transportación. Los componentes diseñados no sólo aludían a los “espacios de flujo” en la región fronteriza sino que también citaban materiales que son utilizados en la construcción de hábitats emergentes. A través de la trasformación del uso -la forma en que un elemento empacado se puede convertir en un material de construcción-, Cruz intentó proponer una práctica arquitectónica sustentable.

En una ciudad donde el espacio público disminuye cada vez más y se demarca  por la aparición de estacionamientos, la decisión de situar al infoSite de San Diego en el mismo lugar que ocupan que ocupan veintiocho lugares de estacionamiento enfrente al Museum of Arts se debió, en parte, al deseo de apropiarse de tal espacio y darle un uso público y alternativo.

[gallery columns="4" link="file" ids="1891,1892,1894,1895,1896,1897,1898,1899"]

_Algunos proyectos

The Andy Warhol Foundation for the Visual Arts, Artography, a program of the Ford Foundation, Fundación BBVA Bancomer, The Burnham Foundation, Casas GEO Baja California, The City of San Diego Commission for the Arts and Culture, Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), Goethe Institute Mexiko, The Bruce T. Halle Family Foundation, Eloisa and Chris Haudenschild, Insitituto Nacional de Bellas artes (INBA), The James Irvine Foundation, Fundación Jumex, The Lee Foundation, The Lucille and Ronald Neely Foundation, The National Endowment for the Arts, The Peter Norton Family Foundation, Panta Rhea Foundation, The San Diego Foundation, The San Diego Union-Tribune, Fundación Televisa, Union Bank of California United States Embassy in Mexico City, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)