La edición 97 de inSite estaría marcada por una clara voluntad curatorial. A diferencia de la anterior convocatoria, dirigida a instituciones de la región con el fin de generar programas cobijados en el momento exhibitorio de inSite; esta vez se instituyó un equipo curatorial que habría de generar un discurso rector al evento y proveer de una lista muy pensada de artistas internacionales comisionados. Los curadores Jessica Bradley, Olivier Debroise, Ivo Mesquita y Sally Yard; trazaron claramente una intención de problematizar el marco socio-cultural contemporáneo del continente americano, e incentivar así una re-elaboración crítica de este confin postcolonial. Asimismo, el equipo curatorial iniciaría un enfoque teórico del espacio público, entendido como un ámbito de experimentación y de crítica; que excedía y emplazaba el marco representativo y normativo de las prácticas de la institución cultural.

El proyecto inSite’97 estuvo en exhibición del 26 de septiembre al 30 de noviembre de 1997 en la región fronteriza San Diego/Tijuana. Más allá de su pionera asunción del espacio público como dimensión performática de lo político; y no sólo como un espacio urbano para ubicar obras de gran escala; inSite’97 explicita por primera vez la relación existente entre la densidad investigativa de las residencias artísticas y el sustrato ético de las prácticas de intervención. Así, el proyecto se basó en residencias sucesivas para los artistas y también para los curadores. Las residencias periódicas en la región del equipo curatorial iniciaron en 1995 y concluyeron hasta que el proyecto terminó. Las residencias de los artistas, por su parte, iniciaron en junio de 1996, y en ellas cada artista vivió un promedio de cien días en la región.

Algo novedoso en inSite’97, también poco común entonces en los programas de residencia o comisiones de arte público internacionales, fue el énfasis en el vínculo activo con entornos comunitarios. Esta relación entre arte público y comunidades específicas es otro terreno donde inSite marcó un liderazgo. El replanteamiento del área educativa, como parte misma de los proyectos, abrió a inSite’97 a crear enlaces con comunidades de fuerte inscripción cultural; como era el caso de Maclovio Rojas en Tijuana o el Chicano Park en Barrio Logan, San Diego. Como parte de esta iniciativa se comisionaron a quince artistas el desarrollo de programas de talleres diseñados para estimular la participación de diversos públicos en éstas y otras comunidades —muchas marginales— más allá de los límites geográficos de la exhibición.

Otro aspecto relevante de la edición del 97, es la participación destacada de una nueva generación de artistas mexicanos y brasileños que tuvieron en esta experiencia de intervención un sólido entrenamiento; mismo que marcaría posteriormente con una densidad poco común, sus procesos productivos y de conceptualización.

_Artistas

En la exposición:

Eduardo Abaroa, Acconci Studio, Kim Adams, Francys Alÿs, Fernando Arias, David Avalos, Judith Barry, Rebecca Belmore, Miguel Calderón, Tony Capellán,Chicano Park Artists Task Force, Jamex de la Torre, Einar de la Torre, Gonzalo Díaz, Helen Escobedo, Manolo Escutia, Iran Do Espírito Santo, Christina Fernandez, Andrea Fraser, Thomas Glassford, Quisqueya Henríquez, José Antonio Hernández-Diez, Louis Hock, Spring Hurlbut, Doug Ischar, David Lamelas, Ken Lum, Liz Magor, Anna Maria Maiolino, Rubén Ortíz Torres, Patricia Patterson, Marcos Ramírez Erre, Rosángela Rennó, Miguel Rio Branco, Betsabeé Romero, Daniela Rossell, Allan Sekula, Gary Simmons, Lorna Simpson, Deborah Small, Melanie Smith, Pablo Vargas Lugo, Nari Ward,

Proyectos de enlace con la comunidad:

Border Art Workshop/ Taller de Arte Fronterizo, Sheldon Brown, Carmen Campuzano, Felipe Ehrenberg, Amanda Farber, Octavio Hernández, Alfonso Lorenzana, Francisco Morales, Danielle Michaelis, Ugo Palavicino, Revolucionarte, Roberto Salas, Genie Shenk, Ernest Silva, Alberto Caro-Limón, Glen Wilson, Cindyu Zimmerman.

_Aliados y patronos

Andrea Fraser
Inaugural Speech (Discurso inaugural)

Esta pieza de Fraser, concebida para la inauguración de inSite’97 marcó un hito en el trabajo performático de la artista; y en el devenir conceptual de sus intervenciones críticas a la institución del arte, tema rector de sus contribuciones teóricas. El performance Inaugural Speech / Discurso inaugural se formuló literalmente como se anunciaba: un acto de oratoria pública, de bienvenida y de autocelebración, en el estilo engolado y retórico de los discursos oficiales. Fraser aprovecha el formato de la inauguración —que en la edición del 97 tuvo una fuerte presencia de la institución federal mexicana—, a fin de parodiar los aires de suficiencia y congratulación de los funcionarios y de los patronos del mundo del arte. Con un bien calculado despliegue actoral, Fraser arenga un texto rico en inflexiones humorísticas y en emplazamientos políticos. A través de su “discurso inaugural” devela los mecanismos de poder, los intereses económicos, los artificios que dispensan estatus, y el tráfico de influencias que subyacen a la filantropía y a la institucionalidad en la práctica artística contemporánea. Esta pieza verificó un rasero ético importante para inSite; al constatarse a si mismo como un proyecto de arte público enfocado en endosar las propuestas de los artistas comisionados, desde una vocación crítica explícita, de compromiso social.

andreafraser

Iran do Espiritu Santo
Drops  (Tiradas)

Esta instalación fue concebida como una jugada imposible, cuyas fichas mapeaban el territorio a partir de la reproducción escultórica de veinte dados, dispersos a ambos lados del borde. Los dados, realizados en concreto, y con aproximadamente 60 centímetros por cada lado, fueron dispuestos a la manera de una constelación invisible y gigante, como landmarks crípticos; tirados “al azar” en instituciones, caminos, plazas y sitios sin función específica. Toda la región fue convertida en un tablero de juego detenido bajo el peso de cada dado. La pieza se evidenciaba a propósito como una obra que se niega a ser abarcada física o visualmente; tal vez reiterando la naturaleza fragmentaria, inaprehensible y arbitraria de los espejismos fronterizos. Los dados no endosaban una connotación de imprevisible o de suerte en el devenir de los habitantes de la zona; sino más bien intentaban constatar la pesada inminencia de un destino. Los dados, en su anacronismo, alienados de cualquier juego posible, evidenciaban la rutina fronteriza de los cruces pautados, el tráfico impuesto y las reconversiones personales obligadas. La carga poética de Drops trascendió la intervención literal de un sitio específico; a través de esa lúdica denegada al dado y al tablero, logra articular el potencial crítico de las topografías del no lugar en ese borde.

[gallery columns="4" link="file" ids="479,480,481,482"]

Francis Alÿs
The Loup (El ciclo)

Esta pieza performática, de extenso recorrido territorial y de duración continua, se enunció como “una ruta alrededor del mundo siguiendo la cuenca del Pacífico”. Su propósito era evadir la línea de control policial divisoria que regula el paso de México a Estados Unidos, mediante un rito personal, de peregrinaje, que de algún modo evidenciaba el anacronismo ficcional de ese “borde”, en el entorno geográfico de la Tierra. Así, Alÿs planeó ir de México a Estados Unidos, prescindiendo de la frontera que los separa. “Para viajar de Tijuana a San Diego sin cruzar la frontera (…) tomaré una ruta perpendicular a la barda divisoria. Circunavegaré la Tierra, desplazándose 67 grados SE, luego hacia el NE y de nuevo hacia el SE, hasta llegar al punto de partida. Los objetos generados por el viaje darán fe de la realización de este proyecto, mismo que quedará libre de cualquier contenido crítico más allá del desplazamiento físico del artista.” (F.A). Esta pieza significó un reto de producción importante para inSite, y una relectura polémica de la visión y del compromiso de este proyecto de arte público al seno de las problemáticas geopolíticas del borde. The Loup fue una pieza clave para las series posteriores de Alÿs que han asumido modelos de peregrinación y de recorridos a pie como poéticas de inscripción performática, capaces de detonar imaginarios alternos en un territorio preciso.

[gallery columns="4" link="file" ids="483,484,485,486"]

Marcos Ramírez Erre
Toy an Horse *

Esta escultura de gran formato, instalada justo en el cruce de San Ysidro (el de mayor congestión trasfronteriza del mundo), del lado mexicano; es quizá la pieza más emblemática de inSite y evidenció la penetración cultural y simbólica de este proyecto de arte público en el imaginario regional. Erre construyó con tablones de pino y planchas de madera conglomerada, un enorme caballo troyano de dos cabezas, enclavado en el tráfico de los commuters, que conforman el flujo cotidiano de intercambio humano del borde. De escala monumental, y evidente paráfrasis de la guerra troyana, su simbolismo —en este caso bicéfalo— aludía a los artificios de seducción y de beligerancia enmascarada, de un lado y del otro, que nutren el tejido fronterizo. Leído desde ambos polos, la pieza más que un reto político desde México al despliegue militar del Imperio, era un comentario humorístico sobre las co-dependencias tácitas que conforman la ficción de este cruce. El caballo estuvo por más de un año enclavado en la zona y se convirtió en parte de la mitología popular, como un hito geopolítico urbano.

* [Juego de palabras que asocia la idea del caballo de juguete a la mítica figura del caballo aqueo, presentado como ofrenda divina, y que sin embargo es en realidad una máquina de guerra, capaz de vencer en el sitio de Troya.]

[gallery columns="4" link="file" ids="487,488,489,490,491,492,493,494"]

Gary Simmons
Desert Blizzard / Tormenta del desierto

Esta acción de Simmons se limitó a un evento único, registrado en video, y protagonizado por un avión militar supersónico en el cielo de la región fronteriza. Simmons utilizó la máquina militar para, con la columna de gas que expide la propulsión supersónica, dibujar sucesivos asteriscos, o cruces estrelladas blancas sobre el azul diáfano del cielo de esta área desértica. El nombre de la pieza aludía a las maniobras militares, tan usuales en este territorio, sede de la mayor base naval y militar del Pacífico americano; y le otorgaba un sustrato irónico al hacerle actuar a esta máquina de muerte una acción poética: un dibujo efímero, que quizá sugería un llamado aparte, en tanto asterisco a pie de nota, sobre las contradicciones vivas, no tan evidentes, de este paisaje binacional. La documentación en video de la acción estuvo expuesta, en proyección sobre pantalla, en la antigua sala de espera de la estación de trenes de Santa Fe Depot, en Downtown.

[gallery columns="4" link="file" ids="496,497,267,278"]

Louis Hock
International Waters (Aguas internacionales) Playas de Tijuana and Border Field State Park

La confluencia de dos fuerzas naturales dinámicas, agua y gente, desafían la noción rígida de una “línea” EU/México y permiten el entretejido de otras características de esta región, tales como cultura y economía. Planteándose como emblema de ésta confluencia, Aguas internacionales ofrecía un trago de agua trasnacional a los visitantes.

Aguas internacionales se colocó en el Border Field State Park (EU) y en la Sección Monumental (México), un lugar donde los visitantes vienen a ver el enrejado que corre hasta internarse en el mar, admiran el último de los 258 obeliscos que marcan la frontera internacional y van a pasar el día en las playas del Océano Pacífico. Las fuentes gemelas de agua le ofrecían a las personas en ambos lados de la frontera un bebedero público. Quienes tomaban agua podían ver a los del otro lado a través de una apertura cortada en la reja de metal fronteriza. El agua fue bombeada de un pozo con 1,200 pies de profundidad a cinco millas al este y una milla al norte del sitio y se depositaba en un tinaco junto a la fuente.

El obelisco de 1890 que estaba enrejado para evitar su robo fue retirado posteriormente para instalar una serie de barreras más y más substanciales a lo largo de la frontera. Aguas internacionales pretendía ser una intervención conceptual en esta narrativa continua. Sin embargo, el carácter del trabajo asumió un papel más provocativo. Hacia el final de la instalación, las autoridades del gobierno de Estados Unidos cambiaron un tramo de la barda sólida frente a la fuente, con cercado eslabonado, de tal suerte que era posible tener una vista bastante más amplia de la que había sido posible a través de la ventana cortada en la barda sólida, mientras simultáneamente se cerraba la pequeña apertura.

[gallery columns="4" link="file" ids="1555,1558,1556,1561,1560,1559,1557,1554"]

David Avalos
Paradise Creek Educational Park Project (El proyecto del parque educativo Paradise Creek) Paradise Creek National City

El parque educativo Paradise Creek es un proyecto público de colaboración-en-proceso en el que participan la ciudad de National City, el Distrito Educativo local y el Servicio Nacional de Parques. El objetivo del Parque Educativo, coordinado por Ted Godshalk, es llamar la atención hacia la  media milla de longitud del arroyo dentro de un parque que destacará y protegerá este recurso natural.

El arroyo Paradise Creek que drena la cuenca del área del National City al Río Sweetwater y la Bahía de San Diego, es un pantano salado que recibe el agua de la marea de la bahía dos veces al día. Una parte del arroyo pasa exactamente por atrás de la Kimball Elementary School. La mayoría de los estudiantes de Kimball pasan el arroyo Paradise Creek todos los días. Como parte de las actividades que los alumnos realizan en el arroyo se encuentran visitas continuas, registro de condiciones climáticas y pruebas de calidad de agua para medir los niveles de oxígeno, fosfato y pH, todo esto con el fin de llevar una bitácora en su libreta de ciencias.

[gallery columns="4" link="file" ids="1562,1563"]

Helen Escobedo
Milk at the L’Ubre Mooseum. The ReinCarnation Project downtown San Diego

El sitio que seleccionamos fueron tres cuartos del edificio abandonado de la Carnation. El tema era obvio: una sátira de lo que se le hace a la leche para convertirla en un producto más comercializable.

El primer cuarto, recubierto con mosaico blanco y conocido como Lavandería, se convertiría en el Cuarto de Desmanchado, en el que las vacas serían lavadas hasta quedar totalmente blancas. El siguiente sería el Congelador ya que los muros tenían la tubería oxidada necesaria y las puertas estaban forradas de plomo. El tercero, un galerón amplio, tenía una inmensa caldera en un extremo; este sería el cuarto de terminado, el cuarto de Relaciones Públicas.

El Congelador azul gélido tenía un pequeño altar con veladoras dedicado a Santa Clara, la vaca morada, arriba de la puerta de salida. Un triste mugir previamente grabado salía de las tuberías.

[gallery columns="4" link="file" ids="1565,1566,1567,1568,1569,1570,1571,1572"]

Christina Fernandez
Arrivals and Departures (Llegadas y salidas) Colonia Libertad and San Ysidro Bus Depot

Llegadas y salidas constó de dos instalaciones: una en la terminal de autobuses Greyhound en San Ysidro justo al norte del cruce de la Frontera Internacional de San Ysidro y la otra en la Colonia Libertad, Tijuana, un poco al sureste de la terminal fronteriza.

En la terminal de autobuses se proyectaba un video de diez minutos en un monitor de televisión en el que Alfredo Álvarez (de Cheyenne, Wyoming, Estados Unidos), Francisco González Alvarado (de San Mateo Ixtatan, Huehuetenango, Guatemala), Juan Pablo Oñate (de Degollado, Jalisco, México), María Ramírez (de Fairacres, Nuevo México, Estados Unidos) y Leda Ramos, recordando el viaje de Francisca Ramos Granados (de Ereguayquin, El Salvador), narraban las historias de sus migraciones en inglés y en español. En las pantallas de las lámparas del techo había reproducciones traslúcidas de dibujos hechos por estos participantes representando los cinco viajes migratorios individuales. Iluminados por un tragaluz, una imagen traslúcida mostraba las rutas sobre un mapa compuesto.

En la Colonia Libertad, junto a la barda de la frontera internacional en donde muchos inmigrantes indocumentados cruzan hacia Estados Unidos, se colocó una reproducción de un telescopio de marinero de latón del siglo XIX encerrado en una armadura de hierro dulce chapado en cobre.

[gallery columns="4" link="file" ids="1574,1573,1575,1576,1577,1578,1579,1580"]

_Algunos proyectos

Instituciones aliadas y patronos

inSite97 fue una colaboración de 27 instituciones no lucrativas en San Diego y Tijuana. La exposición y los proyectos de enlace con la comunidad que conformaron inSite 97 fueron coordinados por Installation, una organización privada de carácter no lucrativo dedicada a las artes plásticas, en Estados Unidos, y por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes a través del Instituto Nacional de Bellas Artes en México; en colaboración con el Consulado General de México en San Diego, el gobierno de Baja California y el XV Ayuntamiento de la ciudad de Tijuana.

Insituciones participantes

African American Museum of Fine Arts, Athenaeum Music and Arts Library, California State University, San Marcos, Casa de la Cultura Municipal, Tijuana, Center for Research in Computing and the Arts University of California, San Diego, Centro Cultural de la Raza, Centro Cultural Tijuana, Centro Universitario UNIVER, Noroeste, Children´s Museum of San Diego, Departamento de Cultura Municipal, Tijuana, El Colegio de la Frontera Norte, El Sótano, Founders Gallery, University of San Diego, Fundación Cultural Artensión Artención A.C., Galería de Arte de la Ciudad, Hyde Gallery, Grossmont College, Installation Gallery, Insitituto de Cultura de Baja California, Instituto Nacional de Bellas Artes, Mexican Cultural Insitute of San Diego, Museum of Photographic Arts, San Diego Museum of Art, Southwestern College Art Gallery, Stuart Collection, University of California, San Diego, Sushi Performances and Visual Art, Timken Museum of Art, Universidad Autónoma de Baja California, Universidad Iberoamericana plantel Noroeste, University Art Gallery, University of California, San Diego

Major Corporate Sponsors/ Principales patrocinadores corporativos

Aeroméxico, Am/pm, México, Anheuser Bushc, Companies Budweiser, Catellus Development Corporation