Durante su tercera residencia en el mes de noviembre, Cadu realiza una presentación de su trabajo en El Museo Experimental El Eco. Bajo el título Tap-dance negativo expone un recorrido por sus piezas producidas en los últimos cinco años, en las que muestra su peculiar poética del tiempo. Obras donde los lenguajes sistematizados o programáticos pueden generar sensaciones y/o percepciones ajenas a su funcionalidad y racionalidad específica. El Museo Experimental El Eco, que acogió esta presentación, se ha caracterizado por privilegiar lenguajes artísticos que en su flexibilidad transdisciplinaria, creativa y crítica sean capaces de dialogar con la realidad en un contexto contemporáneo.